“Nunca en la historia del mundo la mujer había recibido la honra que recibió de parte de Cristo. Para los romanos las mujeres eran un instrumento de su entretenimiento, para los griegos eran un instrumento de satisfacción de sus pasiones; para los judíos ellas eran las madres de sus hijos, pero Jesucristo les dio el valor y dignidad que nunca les había dado la humanidad”.

Las enseñanzas y la vida de Jesucristo demostraron su profundo amor por la mujer. El fue nuestro ejemplo de amor digno de ser imitado. Amo a las mujeres y las ama como Dios y como hombre.

Nadie como El podía entender el mundo de la mujer, pues su condición de Dios= hombre le permitía entender lo que nadie mas puede comprender. El diseño el propósito de su creación, la dignidad y valor que le había dado. El conocía sus sentimientos y emociones como nadie.

Jesucristo conocía a la mujer y sus sentimientos como nadie. El se dio cuenta de cuan discriminada y maltratada era la mujer en el sistema religioso que encontró y la ignorancia que dominaba la vida de muchos y por ello estableció nuevos principios, lo explico con claridad y los modelo con sabiduría para que ningún hombre tenga excusa para no amar a la mujer como Él quiere que ella sea amada.

SU AMIGA,